Chic Social Media Blog. Community Manager. Perfil Profesional.

Community Manager [Perfil Profesional]

Tiempo de lectura: 4 minutos

Creando comunidades de forma empática y dinámica.

El Community Manager es la cara visible de la empresa, a diferencia del Social Media Manager que conducirá la parte estratégica del proyecto. Gestiona y dinamiza la comunidad de usuarios humanizando la marca. A continuación vamos a ver cuales son las principales funciones y características de esta figura para la gestión profesional de redes sociales. ¡No pierdas detalle! 

CONTENIDO
1. Habilidades Personales y Profesionales
2. Funciones del Puesto de Community Manager
3. Ejemplo de sus Tareas en una Empresa
4. Conclusión

1. Habilidades Personales y Profesionales

El perfil profesional del Community Manager requiere de habilidades comunicativas, empáticas y de acción muy concretas. Entre estas habilidades destacan las siguientes: 

HABILIDADES PERSONALES

Inteligencia emocional, templanza y empatía. Ser paciente.

Buena educación, modales y netiqueta.

Sentido del humor inteligente y prudente.

Capacidad de organización, priorización de tareas y delegar cuando sea necesario.

Capacidad de trabajo en equipo, socialización online y creación de sentimiento de grupo.

Posibilidad de realización de tareas simultáneas y con cierto grado de presión.

Ser resolutivo, proactivo y poseer iniciativa creativa.

Excelente redacción y expresión escrita. Debe saber transmitir emociones en textos.

Autodidacta, en formación constante.

HABILIDADES PROFESIONALES

Debe tener una formación en un campo relevante al sector, por ejemplo  Marketing o Publicidad y de experiencia en medios sociales . Además es muy necesario tener conocimientos en distintas áreas y herramientas. Un ejemplo son el uso de gestores de contenido, herramientas analíticas o  software de diseño. 

Es muy importante conocer en profundidad la historia de la marca, valores, servicios y productos que ofrece. Así como tener claros los objetivos de la empresa en el terreno de las redes sociales y el trabajo realizado anteriormente en medios sociales por la empresa. Así como conocimientos del sector en el que se desenvuelve la empresa.

“La pasión es la gasolina de las redes sociales”. 

Jay Baer 

2. Funciones del Puesto de Community Manager

Las funciones del puesto de CM son muy variadas y dependerán de los objetivos, medios y plataformas con los que cuente la empresa.

Principales Tareas (funciones generales):

Implementar campañas y estrategias de comunicación y redes sociales, creando la presencia de la empresa online.

Curación y creación de contenidos de calidad (textos, imágenes, vídeos…) para todas las redes sociales de la empresa.
Interacción con los usuarios.

Contestando y animando a participar a los usuarios.
Monitorizar, rastrear e informar sobre los comentarios y valoraciones de la empresa en medios sociales.

Organizar y gestionar eventos, concursos y distintos tipos de actividades para aumentar la visibilidad de la empresa o marca.

Representar a la marca y construir relaciones con los usuarios.

Analizar e interpretar el tráfico web derivado de acciones en medios sociales.

Coordinar e Involucrar a todo el personal de la empresa en las acciones de redes sociales creando el sentimiento de marca desde dentro de la empresa hacia afuera.

Gestionar posibles crisis de reputación online y actuar en consecuencia.

Realizar informes con mediciones de resultados e interpretación de datos analiticos derevados de las acciones en redes sociales.

Realizar técnicas de posicionamiento en buscadores (SEO) y de optimización de medios sociales (SEM).

Realización de campañas publicitarias de pago (Facebook Ads, Google AdWords).

Diseño de Calendarios Editoriales y de Publicación.

Cabe mencionar que las labores de Posicionamiento, Desarrollo Web y Analitica Web no son estrictamente vinculables al Community Manager. Aunque en muchos casos estas labores son asignadas en mayor o menor medida a este perfil. 

3. Ejemplo de sus Tareas en una Empresa

Con el plan de Marketing y Social Media el CM dará de alta las redes sociales elegidas, las optimizará y dará consistencia de identidad corporativa. Así mismo pondrá en marcha el blog de la empresa.

Su trabajo diario consistirá en la creación, curación, publicación y difusión de contenido relevante y de calidad para el público objetivo de la empresa. Además incentivará la participación y la interacción de los usuarios con la empresa, derivando tráfico de las redes sociales hacia la web para efectuar la tarea de captación de leads, prescriptores o clientes.

Siempre siendo su objetivo principal la creación de una comunidad alrededor de la marca, dándole visibilidad, generando engagement y share of voice. Debe traducir la identidad de la marca en una imagen fiel de la misma así como crear una reputación que la respalde.

La base de estas actuaciones es el Social Care en medios digitales. Humanizar la marca, acercarla a la gente, siendo un puente de comunicación entre los usuarios y la empresa. Esto se consigue con la interacción diaria y la respuesta rápida y efectiva Es un trabajo que requiere acciones técnicas pero sobre todo de aptitudes humanas y empáticas a través de medios digitales. Es aquí donde juega un papel clave la figura del CM que será comunicador, influenciador y soporte de los usuarios.

En los aspectos más técnicos su tarea consistirá en la selección, programación, publicación y monitorización de piezas de contenido en diferentes plataformas, así como la redacción de artículos para el blog y su dinamización. Además dedicara esfuerzos a la captación de leads con acciones en redes sociales, landing pages, materiales de descarga, etc. para construir una base de datos para futuras campañas.

La frecuencia de publicaciones en redes sociales es variable y depende de la acogida de los contenidos. Es aconsejable la siguiente rutina:

  • Facebook de 1 a 2 publicaciones diarias. Objetivo Base: generar interacción y engagement.
  • Instagram de 1 a 2 publicaciones diarias. Objetivo Base: dar a conocer el lado desenfadado de la empresa.
  • Twitter de 2 a 3 publicaciones diarias. Objetivo Base: interacciones inmediatas y relaciones con otros miembros del sector.
  • YouTube 1 publicación quincenal o mensual (dependiendo de la posibilidad de crear contenido de calidad). Objetivo Base: dar a conocer su trabajo y crear contenidos virales.
  • Blog 1 o 2 post por semana (intercalando distintos tipos de contenido: material de descarga, plantillas, guías, artículos de opinión, entrevistas, infografías, listas de recursos, etc) Objetivo Base: Atraer tráfico a la web, generar leads cualificados, conversiones y ser una fuente de información relevante.
  • LinkedIn: la frecuencia de publicación será de 2 a 3 publicaciones semanales. Objetivo Base: participar en grupos de expertos y mostrar casos de éxito para posicionar a la empresa como un referente en el sector.
  • Newsletter: se realizarán campañas específicas alineadas con los objetivos, no sobrepasando el envío de 2 campañas al mes y respetando la LOPD.

4. Conclusión

 

Como conclusión destacamos que los seguidores de una marca, conseguidos por el trabajo del Community Manager,  no tiene porque ser clientes de la misma, pero si se logra una comunidad fuerte y dinamizada; los clientes se volverán parte de ella.

Aunque la viveza de una comunidad alrededor de una marca no garantiza, per se, la conversión de los usuarios en clientes, si inclina la balanza a la hora de la elección del cliente.

Las comunidades vivas desprenden valoraciones, interacciones y recomendaciones que son claves en la toma de decisiones de nuestros clientes.

Y como hemos visto, la figura del Community Manager es indispensable para la gestión y dinamización de comunidades online. 

¡Si te ha resultado útil este contenido te animo a compartirlo y dejar tus comentarios!

¡Deja tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.